jueves, 4 de diciembre de 2008

DHAULAGIRI TOUR 2008 - CAPÍTULO I. DELHI

El sábado 1 de noviembre a las 16.30h salimos del aeropuerto de Jerez con una baja inesperada: mi primo Manolo Figueroa se queda en tierra por una inoportuna contractura de espalda, algo que nos deja a todos la sensación de un mal comienzo.
Cena y copas en el centro de Madrid para tomar a las 6h. a.m. un nuevo avión de KLM rumbo a la capital de la India, con escala en Amsterdam y sobrevolando luego Moscú.
A las 11h de la noche llegamos a Delhi y nos alojamos en un hotel espantoso, mi cama está llena de cagadas de ratón, pero da igual, sólo queremos dormir. Al día siguiente tenemos tiempo para pasear por la ciudad.
Delhi es una urbe monstruosa de 14 millones de habitantes, que en realidad ronda los 18. Se divide en dos partes: la vieja Delhi, caótica y miasmosa, y New Delhi, la de los palacios y grandes avenidas diseñadas por los ingleses.
Es la tercera vez que visito esta ciudad y me pareció que algo estaba mejorando, menos multitud y algo más de orden. En cualquier caso, la miseria y la suciedad siempre la acabas encontrando.
Visitamos las interesantes ruinas de Koutub Minar, la Puerta de la India, el palacio de Indhira Ghandi, el parlamento y un templo Hinduísta muy interesante pero no me acuerdo del nombre.
Para pasear e ir de compras recomiendo la zona de Connaugh Place, donde esta vez encontramos un restaurante fabuloso: Legends of India, para no perdérselo, la primera vez que disfruto de la cocina hindú, de veras.
En fin, la India siempre sorprendente y algo empalagante, pero merece la pena volver a visitarla.

1 comentario:

Jose Manuel dijo...

Comentario al capítulo I:
Mala suerte pal Lolito. Ya tengo ganas de conocer Delhi, aunque sea de paso. El hotel con ratones será culpa de Viajes Toti.