lunes, 22 de diciembre de 2008

DHAULAGIRI TOUR 2008 - CAPÍTULO VIII. EL DHAMPUS PEAK

En un trekking como éste, es normal que haya momentos mejores y otros no tanto. Anoche tuvimos bronca con nuestro sherpa de altura, un personaje algo engreído llamado Nima. Nos hizo perder casi 500 m. de altura aduciendo un cambio en la ruta de ascenso prevista inicialmente, lo que no la hacía más difícil pero sí enormemente más dura. Si a ello unimos que muchos estamos "tocados" (mi diarrea está en su peor momento), se hace necesario replantear la situación. Nuestro objetivo principal era y sigue siendo completar el trekking, que no es poco. La cima deben intentarla los que estén realmente motivados y bien físicamente, pues disponemos sólo del día de hoy. Así las cosas, a las 2.30h de la madrugada Adolfo, Manolo Márquez y Nacho emprenden la subida para, tras una memorable paliza, pisar la cumbre principal del Dhampus, a 6.012 m. Los demás los vemos llegar arriba desde el campamento y lo celebramos como un verdadero triunfo de equipo. Cuando vemos que emprenden el regreso sin mayores complicaciones, decidimos continuar camino, dejándoles todo lo necesario (material y personal de apoyo) para cuando lleguen. Tras un largo rodeo a media ladera, asomamos de pronto al valle de Kali Gandaki, la garganta más profunda de la tierra. Las vistas sobre el Tíbet son espectaculares y la bajada que tenemos por delante parece imposible. El paisaje ha cambiado. Si hace unos días atravesábamos la jungla, hoy contemplamos el desierto: tonos ocres, mesetas desoladas y un enorme cauce fluvial, abajo, muy abajo. Al caer la tarde llegamos a los pastizales de Yak Kharka y Allubari, donde montamos nuestro campamento. Hemos perdido mucha altura y, aunque sigue haciendo frio, hoy parece que dormiremos mejor. La puesta de sol "incendia" las laderas y crestas de los Nilgiris.

2 comentarios:

Jose Manuel dijo...

Buen trabajo de equipo. ¡Que envidia sana! Ya ha pasado lo peor del treking (supongo). A seguir disfrutando.

Anónimo dijo...

Muy bién. Menos mal que estoy sentado al brasero, porque a veces me da la impresión de estar allí. Sigue así.
el1000e@hotmail.com