domingo, 23 de marzo de 2008

A VELA POR LA BAHIA DE CADIZ

Esta Semana Santa no pude plantearme ningún viaje, por motivos de trabajo, así que me fui a Rota a navegar con mis amigos Manolo, Chema y David, algo que no hacia desde mucho tiempo atrás y que me apetecía muchísimo.
Mis amigos tienen un RO-340, un magnífico velero de fabricación española, marinero, deportivo y con un diseño moderno y precioso, y encima nuevo del paquete.
Todo pintaba estupendo salvo la previsión meteorológica, que hizo que Rota me recibiera con mucha lluvia y abundante aparato eléctrico.
Al fin el viernes pudimos salir temprano a navegar, al principio con un levante muy flojo que nos obligó a usar el motor y luego con oeste fuerza cuatro que nos permitió navegar de bolina disfrutando muchísimo y con una media de seis nudos de corredera.
Llegamos hasta el veril de 60m. con un Chema harto de pasear los curricanes sin pescar nada, a pesar de muchos cambios de muestra e incluso usando el excitador. Nada de nada.
Volvimos al caer la tarde sin permitir que nadie me relevara en la caña (tenía mono).
El sábado volvió el temporal, con rachas de 33 nudos del NW dentro del puerto, por lo que dedicamos el día a aprender nociones de regata con el vecino Rafael y a las delicias culinarias del vecino Luis.
En fin, que hubiera querido navegar más, pero al menos disfruté del barco, que lo echaba mucho de menos.
Volveremos a zarpar pronto.

1 comentario:

Juan Gabriel Veiga (kolo) dijo...

compartimos el placer de navegar a vela, me gusto la nota, felicitaciones por el blog, desde bue, argentina